Nuestra felicidad depende de cómo interpretamos la realidad

Todo depende el cristal con el que se mire, se suele decir. Una afirmación totalmente cierta y verdadera. No todos vemos igual las cosas, no sólo porque pensamos de distinta manera sino porque nuestra mochila personal añade un peso o valor a todo aquello que sentimos, vivimos, pensamos. Así que la felicidad no queda al margen sino que también depende de cada persona sentir o ser más o feliz o no.

¿Cómo ves tu realidad?

Hay quien puede pensar que hay una realidad objetiva. Ciertamente la verdad científica, empírica no es interpretable. Nos da un valor y hay poco más que añadir. Pero todo lo demás e incluso algunas verdades evidentes están sujetas a opiniones e interpretaciones. Por ejemplo, nosotros ir en un vehículo a 160 por hora es muy rápido, sin embargo, para un corredor de fórmula uno, es evidentemente un registro bajo.

En el campo de la felicidad, en el que cada cual tiene su punto de vista, su forma de ver las cosas, para unos la cosa va rápido y fluido, mientras que para otras personas, es algo inalcanzable. Es obvio que hay tantos puntos de vista como personas, cada cual interpreta la realidad de una manera distinta.

Precisamente por eso, siempre la felicidad es tran controvertida, porque no es igual para todos/as. Lo que para algunos es una auténtica alegría y felicidad para otros/as es algo aburrido y nada feliz. Por ejemplo hay para quien la felicidad se encuentra en el bullicio y una fiesta distinta cada semana; mientras que para otros la felicidad está en la apacible tranquilidad de un paraje natural y solitario.

Entonces, ¿la realidad es variable? No. La variedad se encuentra en nosotros/as. Así, por tanto hemos de buscar la felicidad en nuestra realidad. No obstante hay debate sobre si encontrar la felicidad en aspectos espirituales o materiales, sobre si el dinero da o no la felicidad.

No puede haber consenso en este aspecto. Porque algunas personas serán felices derrochando dinero, mientras que para otros/as tendrán la dicha en el desprendimiento total y el ascetismo. Así que la propuesta positiva de la semana consistirá en ejercitar aquello que nos hace felices y que esté a nuestro alcance. Puede ocurrir que, intentemos considerar que la felicidad está en ser multimillonarios, pero puede suceder que esa opción no esté disponible para nosotros/as, por tanto seremos infelices. Así que busquemos la felicidad en nuestra realidad posible, hagamos una interpretación real de la felicidad y procuremos obtenerla.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s