Reputación e identidad

No es lo mismo. Escuché hablar de estos conceptos hace unos días. Me pareció una relación necesaria para la felicidad personal. Si hay disonancia entre las dos cosas, no podemos ser felices. Lo ideal, por tanto es que nuestra reputación e identidad estén lo más unificadas posible ¿será cierto?

Reputación e identidad unidad necesaria

Será necesario en primer lugar acotar los términos. La reputación es la opinión o consideración que se tiene a alguien o de algo. La identidad son los rasgos propios que nos caracterizan, son las definiciones que nos propone el diccionario. Así, por tanto, si no está alineado lo que yo muestro hacia afuera, lo que yo proyecto, es decir, mi reputación con lo que de verdad me caracteriza, con lo que soy, con mi identidad, es probable que viva en una mentira que finalmente se acabe descubriendo o lo que es peor, dando a entender que somos falsos, pocos coherentes y que cambiamos nuestra forma de ser dependiendo del ambiente en el que estemos. Es muy probable que las personas felices tengan una reputación y una identidad unificada. Eso supone que:

Guardo Coherencia

Entre lo que pienso y lo que hago, entre lo que digo y lo que hago, lo cual me da muchísima estabilidad emocional al ver que no tengo que fingir en ningún ambiente en el que me muevo. No necesito fingir que hago algunas tareas ni presumo de tener aquello o lo otro, porque lo que pienso, digo y hago están en la misma línea.

Vivo en la verdad

No me van a pillar en una mentira, porque no la hay en mi vida. Desarrollo mi vida diaria con total normalidad, sabiendo que soy igual cuando estoy en familia que cuando voy a hacer deporte o si acudo a un encuentro social. No engaño, por tanto, a ninguna de las personas con las que me relaciono, sino que me conocen de igual manera en cualquier ambiente en el que vivo.

Me siento bien

Porque no tengo que hacer un especial esfuerzo en comportarme de una manera en un determinado lugar. No tengo que fingir ser simpático en mi trabajo, para luego no ser así en un ambiente íntimo. Hay armonía en todas las facetas de mi vida. Por lo tanto me encuentro feliz y a gusto con todos los aspectos de mi vida.

Para que Reputación e identidad estén alineados hemos de hacer un esfuerzo personal para no fingir en ningún momento, sino ser más bien transparentes. No tengo porque ser el más popular del trabajo, ni el más simpático del instituto. Tengo que ser yo mismo. Se gana más en bienestar y felicidad cuando nos mostramos tal como somos en todos los ambientes que cuando andamos adaptándonos a cada circunstancia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s